10 lecciones prácticas sobre los conflictos en el activismo

Tras tres años compartiendo este espacio de trabajo he vivido ya varias crisis severas en el movimiento que, como cualquier otro grupo, está formado por personas con distorsiones y entendimientos variados, que como cualquier otro grupo reproduce. He visto separarse a los dos únicos movimientos del mundo que proponían una sólida alternativa común, el Proyecto Venus y el Movimiento Zeitgeist. He visto y participado (por acción y por omisión) en la destrucción de un capítulo con más de 20 activistas trabajando como un verdadero equipo coordinado. He visto marcharse desencantados o desencantando a numerosos activistas muy brillantes en Australia, España, Italia, UK, Suecia, Argentina, etc. Y alguno de mis mejores nuevos amigos se ha marchado también como un extraño… El primer razonamiento que me ronda tras cada conflicto nunca es alegre; ¿cómo las dos partes pueden estar muy de acuerdo en su objetivo fundamental y sin embargo esto no baste para compartir el camino? ¿Por qué en un movimiento con unos principios morales muy elevados (igualdad, libertad, justicia, no-violencia, pensamiento crítico…) se repiten los esquemas erróneos de estructuras obsoletas? ¿Por qué el ego sigue presente en nuestra relación? Después pienso, ¿podemos aprender de la crisis? Este texto pretende recoger 10 lecciones aprendidas o, mejor dicho, para aprender y poner en práctica ante situaciones de conflicto y mejorar nuestra labor de activismo que promulga un cambio al mejor sistema socio-económico técnicamente posible de nuestra época: el Modelo de Economía Basada en Recursos.

Quizá no estés de acuerdo con estas lecciones o has descubierto otras distintas. Comparte tu punto de vista, por favor. Muchas gracias.

Vigila tu ego y sé consciente

  • Tenemos una alternativa viable al sistema pero seguimos viviendo dentro del sistema en mayor o menor grado. Es decir, sé consciente de que este activismo no debe convertirse en una carga para ti o tu entorno porque tu salud y tu superviviencia son indispensables para poder dedicar tiempo y cabeza nada menos que a la tarea de cambiar el mundo.
  • Este es un movimiento voluntario en el que cada uno da lo que puede y quiere, y ese esfuerzo es agradecido por el grupo.
  • La eficiencia grupal se consigue con mucho esfuerzo y coincidencia trabajada en el tiempo. Es decir, sé consciente de que cooperación y colaboración necesitan un proceso de aprendizaje incompatible con el ego.
  • Recuerda que aquí respetamos mucho a las personas pero no las ideas. No respetamos el principio de autoridad. Tus opiniones o puntos de vista no son tú. Es simple pero difícil.

Sé paciente

  • Queremos cambiar el mundo. El sistema de reparto de la riqueza, el sistema de catalogación de la riqueza, el sistema de producción, la organización política, la cultura, las religiones, es decir, el cambio que proponemos es un cambio integral. Complejo. Difícil. Sabemos que la palanca de cambio pasa por un cambio de punto de vista de la sociedad mediante la difusión de la información relevante para alcanzar una masa crítica. Es decir una minoría informada y organizada que generen la aceptación global del cambio. Si no te has planteado que este es un camino probablemente más largo que el tuyo, trabaja tu paciencia porque la fruta hay que plantarla, regarla, darle luz y nutrientes en su proporción y frecuencia adecuados, pero, la fruta sólo cae cuando está madura.
  • Sé paciente también con tus compañeros que estén aprendiendo algo que tú ya aprendiste. Es sólo un paseo, ir dos pasos por delante o tres por detrás no te hace ser más o menos.

El poder lo tienes tú

  • No importa lo que creas o lo que te cuenten, si tienes una iniciativa que acercará a la sociedad a un MEBR o a una propuesta mejor, aquí encontrarás el espacio más abierto para construirla. Las personas más comprometidas y mejor informadas. Pero el que la propone se la come. Si tú no encuentras tiempo para trabajar por tu idea, es difícil que nadie más lo haga.
  • Este movimiento no te exige nada más que lo que tú te exijas, agradece tu trabajo y el techo lo pones tú.

No te frustres

  • Entender un mecanismo de organización social que funcionaría mucho mejor que el que vivimos y sin embargo ver como el mundo a tu alrededor se hace más violento, injusto e irracional y se provoca tanto sufrimiento inútil es, claramente, muy frustrante pero debes recordar que precisamente saber que existe una solución es la mitad del camino recorrido. Los cambios tan completos requieren alguien que muestre el camino y los destinos que merecen la pena nunca son fáciles, pero entender que esta alternativa es racionalmente viable es esperanzador.
  • La minoría oligárquica lleva muchas generaciones grabando en la sociedad todo un modelo que refleja sus propios intereses y valores y lo ha hecho con magnífico éxito gracias al propio sistema y las herramientas de educación y manipulación masivas y enfrentarte a una escena sesgada puede parecer frustrante pero aquí también hay espacio para el optimismo realista: tú has heredado el mismo adoctrinamiento y sin embargo estás aquí y gracias al pensamiento crítico has llegado a conclusiones distintas. Y no estás solo.

No seas violento o uses comunicación violenta

  • Este movimiento es como cualquier otro colectivo humano, con contradicciones y sesgos, pero aspiramos a dejar de caer en los mismos errores. Seamos inclusivos y racionales. La alternativa que proponemos no es falaz, por tanto no necesita vehemencia ni agresividad para compartirse. No se impone. Se muestra y se somete a validación. En ese proceso mejora y se aprende a enriquecer el conocimiento colectivo.
  • Escucha. Abre caminos nuevos, siembra dudas, haz preguntas, recuerda que compartes muchos objetivos con todos los seres humanos, imagina el futuro de tu entorno en un MEBR y construye esa visión con tu entorno.
  • No seas violento contigo tampoco. Todos nos equivocamos. Si hacemos más, más veces nos equivocaremos. Si arriesgamos más veces, más probable es que fallemos. Leí una vez que el 90% de los errores que cometemos en nuestra vida son errores para ocultar otros errores previos y menos importantes, o sea que una persona que reconozca sus errores evitará prácticamente equivocarse. Si además consigues aprender de los errores que cometes entonces vivirás más.

Cuida de tus compañeros de viaje

  • No estamos aquí para hacer amigos, el activismo no es un club social, pero eso no impide reconocer que compartimos esfuerzo en hacer posible un destino común aunque no tengamos exactamente la misma visión de como llegar.
  • No existe un “ellos y nosotros”, fronteras, capítulos geográficos ni ninguna otra división artificial. Sólo existe un único “nosotros”. Un sistema continuo de relaciones.

Que al árbol no te impida ver el bosque

  • Cada conflicto de egos dentro del movimiento ha resultado en una disminución de la motivación del grupo y una brecha en la capacidad de activismo. A veces pagar ese precio merece la pena. Otras no. Considéralo.
  • Si has llegado a comprometerte personalmente, reserva tiempo para respirar y tener perspectiva. Escúchate y pregunta a tu alrededor antes de dejarte quemar y que el grupo pierda tu aportación.

Sé el cambio que quieres ver en el mundo

  • Aunque no estemos acostumbrados a organizarnos sin líderes, gurús, o jerarquías, sin competición, sin lucro, sin dogmas, usando el método científico, si queremos mostrar que este modelo funciona tenemos que aprender a ponerlo en práctica aunque no seamos tan rápidos al principio.
  • La meta es importante pero si no practicamos la coherencia en el proceso de transformación es poco posible que construyamos un modelo socioeconómico global de estas características y mucho más improbable que sepamos conservarlo.

Presunción de inocencia

  • La comunicación y el lenguaje, a menudo no materno, genera ambigüedades. Asume siempre la mejor intención cuando la interpretación esté abierta, a menos que, o hasta que, se demuestre lo contrario.
  • No resuelvas conflictos por escrito. Los malentendidos son mucho más frecuentes en la comunicación no verbal cuando se debate. El texto expresa con más dificultad el tono, el estado de ánimo, la intención del emisor, dificultando el entendimiento.

Disfruta del paseo

  • Este puede ser un espacio de verdadera libertad y enriquecimiento colectivo.
  • Cuesta arriba, cuesta abajo, en patines, en cometa, con mucha compañía, con unos pocos, charlando sobre educación, aprendiendo permacultura, diseñando una conferencia, escribiendo un ensayo, traduciendo, en inglés, en español, fabricando un prototipo de baterías, dibujando, componiendo, haciendo fotografías, aprendiendo a fabricar un molino de viento, abriendo conocimiento, software o hardware, moderando un debate, administrando un sitio web, conversando con tus seres queridos, escuchando a desconocidos, comprendiendo, preguntando… de cualquier manera o modo que adaptes el trabajo a tu actividad y experiencia, disfruta del placer de remangarte y dedicar tus esfuerzos e ideas para generar un cambio realmente significativo. El inmenso placer de intentar mirar a la vida a la cara sin perder la sonrisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: